Entrar¿Olvidó su clave?Reg?strese
 
Mapa del SitioAgregar como Página de InicioAgregar a FavoritosPreguntas Frecuentes Buscador por título: Buscar | Búsqueda Avanzada    Institucional | Newsletter | Contacto |
 
Listado de Autores (288)
A B C D E F G H I J K
L M N Ñ O P Q R S T
U V W X Y Z
Listado de Obras (2340)
A B C D E F G H I J K
L M N Ñ O P Q R S T
U V W X Y Z #
Formaciones
Formaciones usuales
Bandoneón (273)
Cuerdas (405)
Guitarra (664)
Otros (12)
Percusión (54)
Piano (747)
Vientos (168)
Voz (624)
Nuevos Títulos
Comentarios
Autores Aspirantes
Sincronizaciones
Noticias
Links
 
descargar partitura Volver

Peso: 0 - Formato

Peso: 2.79 Mb - Formato MP3 Escuchar MP3
 
Título: Y ahora canto a Gualeguay
Compositor:
Autor:
Género: Folklore, Canción
Subgénero: Chamamé
Formación Instrumental: Voz + Cifrado
ISWC: T-037276784-4
Descripción:

Digo Gualeguay... ¡y canto!


Evocando a Juan L. Ortiz, Leoncio Gianello, Carlos Mastronardi, Juan José Manauta, Amaro Villanueva o Juan. B. Ambrosetti (por nombrar un puñadito nomás de glorias gualeyas).

Uno puede comprender el orgullo del buen entrerriano que ve a Gualeguay como la capital cultural de Entre Ríos. Y si me preguntan cómo siento yo a ese  pago tan criollo y hospitalario, le pido la copla feliz al poeta de Victoria, Gaspar Benavento, y digo con él:

¡Ay,
cómo me robas suspiros,
Gualeguay
!

Pero como lo que puedo decir de mis queridos comprovincianos ya lo dije en la letra del chamamé Y ahora canto a Gualeguay, aprovecharé este espacio para transcribir unas sextillas que escribí hace tiempo a la señora POESÍA, (así con mayúsculas) dejando en ellas mi tributo a los fundamentales poetas de la ciudad que canto
.

Advertencia:

Por única vez emplearé la palabra "amante" en mis versos. Y más que por pudor, por respeto a mí mismo, porque seré romántico de por vida, pero jamás galán frívolo.

Nuestro Marcelino Román decía: "Un poeta no es un malabarista que juega con las palabras. Un poeta es un hombre que se juega...en las palabras".

A las primeras  estrofas de este poema las comencé a escribir en una de esas madrugadas estridentes de un Cosquín "festivalero", cuando regresaba a la hostería para tratar de dormir unas horas. Volvía aturdido y agobiado de escuchar a todo volumen y en casi  todas las peñas visitadas  a un centenar de híbridas canciones llamadas "de amor", cuyos versos primeros, por lo general, hablaban de "tu piel, tu piel"; los del medio de: "mi piel, mi piel"; y los versos finales de: "nuestra ropa interior por el suelo"... o barbaridades  parecidas.

Y ni hablar de la rebuscada  palabra "amor"..."amor"...repetida adrede, sin ton ni son y  hasta el hartazgo para que no queden dudas de que estamos viviendo el gran momento nativo de la canción  romántica del nuevo "folklore erótico"...

Pero, como decía más arriba, a tan altas horas traté de huir de tantas vociferaciones amorosas de la manera que lo hago siempre en situaciones parecidas: Escapé "del amor"... a través del humor, imaginando en lo que comenzaba a escribir, un personaje femenino que nada tuviera que ver, precisamente, con mujer alguna, sino con el género mismo, por ejemplo: La guitarra - La música - La literatura - La Patria  - etcétera..
.

De todas "ellas" me decidí por La Poesía (¡vaya si es femenina y musa inspiradora!).

Porque mi intención era la de construir una larga serie de versos con un lenguaje "intrigante" como para que todo lector interesado crea que me estoy refiriendo a una señora de carne y hueso y que al terminar la historia se lleve un chasco.  Y así, en un tonito de broma inocente -y en parte bastante en serio-, llegar al final de la lectura descubriendo que la tal damita no era otra cosa que la mismísima Poesía...

He aquí la canción -de amor- para mi amada.
He aquí el más sentido y trabajado de mis poemas.
Lo dedico emocionadamente a los poetas de Gualeguay
nombrados en mi obra: Y ahora canto a Gualeguay.

Porque ellos también amaron como nadie a Ella.

Esa es mi amante

Aunque conservo el pudor
-pues no soy extravagante-
necesito en el instante
que voy a dar la canción
decir que a mi corazó
n
me lo ha robado una amante.

Corazón que ayer nomás
en su alterado latir
me aconsejaba elegir
una quimera secreta
que culminara en poeta
y en el placer de escribir.

Y el placer llegó con ella,
la de inefable belleza,
la que flechó con certeza
un corazón agobiado
a quien prohibía el pecado
gozar sus propias flaquezas.

La que me dio paz y abrigo
al verme pasar errante,
y que logró como amante
cicatrizar mis heridas
cuando en la cruz de mi vida
me suplicaba que cante.

La que no siendo divina
-a la manera cristiana-
la veo diosa pagana
hecha de monte y rocío
en la plegaria del río
o al despertar la mañana.

La que a mi lecho se acerca
como queriendo explicar
que por amor quiere amar
sin que le ofrezca dinero
porque al amor verdadero
nadie lo puede comprar.

Y así la veo a mi lado
y también a la distancia,
y sé guardar las ganancias
que deja en mí fugazmente
al perfumar de repente
la canción con su fragancia...


¡Qué corazón desolado
no ha de amar la Luz del Día,
y quién sino Dios podría
-eternamente galante-
ser el Poeta y Amante
de la inmortal Poesía!


Jorge Méndez

Oro verde, Provincia de Entre Ríos, Argentina,15 de octubre de 2008



Texto de Privacidad - Condiciones Legales
Estas partituras son ofrecidas para dar a conocer las creaciones de sus autores y compositores, y en tal sentido las mismas pueden ser descargadas e impresas en forma gratuita para su utilización privada, y a fin de facilitar el acceso a las mismas. Está prohibida la venta de las partituras que se bajen de este sitio, y a tal efecto está indicado en cada una de ellas que se trata de ejemplares de publicidad y su venta está prohibida. El hecho de facilitar la partitura no releva de la obligación de realizar los pagos correspondientes para la utilización de las obras en los casos que corresponda, así como obtener la autorización respectiva para eventuales sincronizaciones publicitarias o cinematográficas, por ejemplo. Solicitamos por favor que de utilizar estas partituras para ser interpretadas públicamente, se incluyan en las respectivas planillas de ejecución e indiquen los créditos respectivos (título de la obra, datos de autor/compositor, editorial musical) de las obras musicales que sean interpretadas, y se informe las utilizaciones a la sociedad de gestión colectiva de derechos correspondiente. En la medida de sus posibilidades, agradeceremos se nos informe la ejecución pública, reproducción, interpretación -y en su caso fijación- que sea realizada de las obras musicales correspondientes a estas partituras, por correo electrónico a info@epsapublishing.com.


Permalink
 
 
WebMind, Soluciones Web © Copyright 2008 - Todos los derechos reservados CONDICIONES GENERALES DE USO Y POLITICA DE PRIVACIDAD