Entrar¿Olvidó su clave?Reg?strese
 
Mapa del SitioAgregar como Página de InicioAgregar a FavoritosPreguntas Frecuentes Buscador por título: Buscar | Búsqueda Avanzada    Institucional | Newsletter | Contacto |
 
Listado de Autores (288)
A B C D E F G H I J K
L M N Ñ O P Q R S T
U V W X Y Z
Listado de Obras (2340)
A B C D E F G H I J K
L M N Ñ O P Q R S T
U V W X Y Z #
Formaciones
Formaciones usuales
Bandoneón (273)
Cuerdas (405)
Guitarra (664)
Otros (12)
Percusión (54)
Piano (747)
Vientos (168)
Voz (624)
Nuevos Títulos
Comentarios
Autores Aspirantes
Sincronizaciones
Noticias
Links
 
compositor Volver

 
Carlos Radaelli
[Sus Obras (41)]

Biografía 

(Buenos Aires, 1961)

Compositor, flautista y violinista.


Egresó como pianista de la Escuela de Bellas Artes "Carlos Morel" de la Ciudad de Quilmes, Provincia de Buenos Aires, y luego prosiguió abocándose ala composición, orquestación y ejecución de flauta traversa y violín en diversas agrupaciones de distintos géneros. Es fundador del conjunto instrumental "De la Tierra".


----------------------------------------
Sobre mi música:

Para una satisfactoria ejecución de estas obras aconsejo guardar un tempo bien firme -sobre todo en las chacareras-.  Si bien algunos retardos expresivos pueden darse entre frase y frase (los guitarristas clásicos son muy proclives a esta costumbre), nunca debe alterarse el tempo dentro de una misma frase, salvo en una caída tipo calderón, donde la reducción de velocidad tendrá que tomarse de manera muy gradual.  El sostenimiento de un tempo preciso y uniforme y la criteriosa acentuación de síncopas y contratiempos posibilitará la presencia de swing en la ejecución, elemento que considero indispensable cuando de música popular se trata, fundamentalmente en obras de movimiento rápido.

He optado por no recargar en demasía las partituras con indicaciones expresivas y técnicas; considero que el buen músico encontraría obvias muchas de ellas, por lo cual estimo conveniente dejar un importante margen de libertad al ejecutante para que su toque resulte espontáneo y su atención no se desvíe en la lectura hacia una eventual aridez y complejidad que tendría lugar sobre el papel, intentando forzar interpretaciones que seguramente se lograrían mucho más siguiendo el intérprete las voces internas que va dictándole su oído musical.  Algunas de estas obras podrán leerse a primera vista (dependiendo ello, por supuesto, del grado de preparación del ejecutante), mas la correcta interpretación surgirá del conocimiento profundo de cada una, el cual irá dándose naturalmente mediante su estudio y la confluencia consecuente del oído, el instinto, el intelecto, el criterio y el buen gusto de cada músico, no dejando de prestar siempre especial cuidado a lo básico: un toque con swing y priorización de cada frase de la textura en cuanto a la importancia melódico-temática de cada pasaje.

Quiero hacer notar que mis obras no están atadas a esquemas formales del folklore argentino ortodoxo  -lo cual limitaría sobremanera la libertad de mi discurso-, por lo que, cuando en una descripción genérica se menciona "zamba" o "chacarera", por ejemplo, en realidad debe tomarse como "aire de zamba" o "aire de chacarera".  Entiendo que estas composiciones no son para nada un intento de lograr originalidad dentro del género; si hay originalidad esta fue dada naturalmente, en una evolución que no es producto de fusiones o mezcla de géneros arbitrarios, sino el corolario de un sentimiento sonoro de música argentina que no puede escapar a las distintas influencias artísticas que cada uno de nosotros recibe a diario.  La evolución no debe dejar de darse, porque lo que no evoluciona, muere o desaparece.  Es necesario enriquecer nuestro folklore para fortalecerlo y mejorarlo, aunque por supuesto serán las leyes del criterio y del buen gusto las que regirán a la hora de elaborar una composición o de hacer un juicio de valor sobre ella.

Con respecto a los temas, podría mencionar que son un sinfín de vivencias lo que me impulsan a elaborarlos.  En Pobre mi tierra pobre se intenta transmitir la pujanza, el tesón y el temperamento del pueblo argentino a pesar de los incontables traspiés económicos, políticos y sociales a los que estuvo, está y -ojalá que no- estará sometido permanentemente.  Pobre mi tierra porque el argentino quiere a su patria y se apena por lo que están haciendo de ella; "pobre", porque hay muchas necesidades aún en los tiempos que corren, todavía insatisfechas; mucha exclusión e injusticia a pesar de las declamaciones y optimismo mediático de nuestros representantes.  En la parte central del tema, el intermezzo, se trata de expresar la esperanza que siempre permanece, y que no puede ni podrá ser obligada a convertirse en resignación, por mucho que se sufra.  Esta chacarera fue compuesta originalmente para conjunto instrumental integrado por dos flautas, guitarra, piano, bajo y percusión (CD EPSA año 1998, De la tierra, música instrumental argentina).  Posteriormente Ariel Osuna, mago de su instrumento, la tomó e hizo su arreglo para guitarra sola donde, increíblemente, al ejecutarla pareciera escucharse (salvo por el color de los distintos timbres instrumentales) al sexteto completo.

La Zamba para después debe su nombre al hecho de haberla dejado en infinidad de oportunidades pendiente de ejecución en los ensayos de mi agrupación, o bien por asignarla al último lugar en el orden de nuestro repertorio durante los conciertos, porque así se daba, simplemente.

La Zamba de tilo era asignada siempre luego de una briosa chacarera, como para relajar y calmar los ánimos de los oyentes.  De allí su nombre "de tilo".

¡Huija, canejo! intenta ser una expresión sonora de júbilo de un "noble argentino pura sangre" que va venciendo los obstáculos que la vida le impone; es también un sencillo homenaje de recordación al gran artista y creativo Dante Quinterno, que hoy ya no está entre nosotros.

Las obras Dignidad campera y Zamba de la siembra fueron compuestas especialmente en apoyo a nuestros trabajadores rurales, durante el conflicto agrario suscitado desde marzo de este año, entendiendo que los sectores productivos del país deberían siempre ser valorados y estimulados, ya que son el motor del sostenimiento y el engrandecimiento de nuestra patria.

Carlos Radaelli
Quilmes, Provincia de Buenos Aires, 23 de octubre de 2008
Próximos Eventos
El artista no posee eventos cargados.
Listado de Obras (41)
1 |  |  |  |     
Ordenar el Listado por Título Oredenar el Listado por Formación Ordenar el listado por género    
Achalay Guitarra sola Folklore
Zamba
Escuchar On Line
Alerta G Guitarra sola Jazz
Jazz
 
Amanecer Flauta y Guitarra Tango
Milonga
Escuchar On Line
Bagualero Cuarteto de cuerdas Folklore
Baguala
Escuchar On Line
Carnavalito Lato 2 Flautas, Charango, Guitarra y Bajo Folklore
Carnavalito
Escuchar On Line
Carnavalito lito Cuarteto de cuerdas Folklore
Carnavalito
Escuchar On Line
Casi sin darse cuenta Piano solo Tango
Vals
 
Chamamé cero Cuarteto de cuerdas Folklore
Chamamé
Escuchar On Line
Cueca en la menor idea Cuarteto de cuerdas Folklore
Cueca
Escuchar On Line
Cueca en sol de noche 2 Flautas, Guitarra y Bajo Folklore
Cueca
Escuchar On Line
1 |  |  |  |     

[Subir]
 
 
WebMind, Soluciones Web © Copyright 2008 - Todos los derechos reservados CONDICIONES GENERALES DE USO Y POLITICA DE PRIVACIDAD